Check list que debes hacerle a tu vehículo antes de conducir tramos largos

Los fines de semana nos regalan espacios para la recreación y el esparcimiento, pero siempre ten presente que debes revisar tu vehículo para viajar seguro con tu familia o amigos.

En este artículo queremos compartir contigo un listado de aspectos que debes tomar en cuenta, sobre seguridad vial y la revisión rutinaria que debes realizarle a tu vehículo, para garantizar el desempeño óptimo de tu auto y viajes más seguros con tus seres queridos:

  • Nivel de aceite
Es importante que revises la cantidad y la calidad del lubricante. De esta manera corroboras que no se haya contraído el mismo. Recuerda que cuando conduces y el auto se encuentra mucho tiempo en tranque, este consume más aceite de lo habitual.

Recuerda medir el aceite siempre con el motor frío, de lo contrario, parecerá que hay demasiado aceite en el circuito.
  • Verificar el anticongelante o coolant
Se debe verificar el nivel del anticongelante, para inspeccionar que no exista ningún tipo de fuga y tu auto no se recaliente.
  • Revisa el limpiaparabrisas
Recuerda cerciorarte que tu vehículo cuente con suficiente líquido en el depósito del limpiaparabrisas, para asear los vidrios del auto cuando se requiera, evitando que al conducir pierdas visibilidad. Generalmente otro auto pisa un charco, este nos salpica y cae en el vidrio, por ello debemos contar con el líquido necesario para su pronta limpieza, evitando así, cualquier tipo de accidente que pueda darse por falta de claridad.
  • Observa las luces
Es importante chequear las luces del auto, observar si funcionan adecuadamente; además de ver si están bien reguladas, es decir, establecer un nivel de luminosidad óptimo para garantizar la correcta visibilidad en la noche o en el caso de las direccionales, al girar. Con ayuda de un regloscopio y un destornillador se puede corregir algún defecto simple que tengan las luces, en tan solo minutos.
  • Chequea el líquido de frenos
Con tan solo pisar a fondo el pedal de freno del auto, podrás observar si baja el nivel del vaso de expansión. De esta manera se revisa si el sistema conserva la presión óptima.
  • Revisión de neumáticos
A los neumáticos no los puedes descuidar, en ellos debes revisar tanto el estado, como el balance y el alineamiento. Debes corroborar el grado de desgaste de las cubiertas, estos suelen llevar unos indicadores en la banda de rodadura. Si están al ras del testigo o inferiores a los 3mm es hora de cambiarlos.

También se debe chequear que los neumáticos no tengan cortes, abolladuras, perforaciones, ni un desgaste irregular. Si las cuatro llantas no están bien equilibradas, notarás ruidos y que el volante vibrará a velocidad media-alta.

Por último, pero no menos importante, debes confirmar si la presión es adecuada a lo que marca el fabricante. En el tablero del coche (asiento del conductor) hay unos indicadores que señalan las presionas idóneas que debe tener cada auto, estas generalmente varían en las llantas traseras y delanteras.
  • Mira la batería
Si observas que se derrama el líquido de la batería, debes cambiarla inmediatamente y revisar el alternador. Además, debes tener limpios los bornes y desechar la batería si presenta desgaste como óxido o rugosidad.
  • Echa un vistazo a la suspensión, encendido e inyección
Debes prestar atención a ruidos, chillidos de piezas, así como el balance de la carrocería en las curvas, ya que estos son síntomas de mal estado en la suspensión. Si el auto tarda mucho en arrancar, el problema puede estar relacionado con el encendido o la inyección.
  • Ojo avisor con los manguitos y abrazaderas
Si alguno tiene grietas o sirven de escape para los líquidos es hora de cambiarlos.
  • Chequea las bujías, cables y filtros
Cada fabricante de un vehículo, indica las especificaciones para la revisión de los cables (sistema eléctrico) y filtros. Sobre las bujías, si están sucias, pueden ocasionar problemas en el arranque y elevar el consumo de combustible.

Como prevención extra, al viajar debes ir equipado con un kit de herramientas para solucionar cualquier tipo de eventualidad con el vehículo. Te recomendamos llevar las siguientes:

• Neumático de repuesto.
• Chaleco reflectante.
• Triángulo de auxilio vial.
• Gato.
• Llave de cruz.
• Extintor para autos.
• Aditivo limpiaparabrisas.
• Inflador de llantas.
• Aceite para motor.
• Tuercas (variadas) que sean compatibles con el modelo de tu auto.

Revisando a detalle estos aspectos podrás viajar tranquilo y seguro en familia, confiando en que tu auto está en óptimas condiciones. Recuerda que Do it Center tiene todos los artículos que necesitas para el mantenimiento y el cuidado de tu vehículo. ¡En Do it Center lo encuentras todo!

Publicado en

Compartir