¿Cómo mantener sus cuchillos de cocina en óptimas condiciones?

Publicado por Do it Center en
Unos cuchillos correctamente afilados constituyen uno de los requisitos esenciales para operar con seguridad y eficiencia en la cocina. En contra de lo que  pueda parecer, un cuchillo afilado es más seguro de usar y  mucho más fácil de controlar que uno sin filo. La razón radica en que éste último le obligará a ejercer más presión, aumentado la probabilidad de que se resbale y le cause una lesión.

Asimismo, un cuchillo afilado le ayudará a conseguir unos mejores resultados en la cocina. Estudios demuestran que el corte con un cuchillo sin filo daña los alimentos a nivel celular, alterando el aspecto y los sabores originales de los ingredientes frescos. Es por ello que la calidad del corte se está convirtiendo en un aspecto cada vez más importante en la cocina a nivel profesional.

Con el tiempo y el uso los cuchillos van perdiendo el filo y, tarde o temprano, necesitarán ser afilados. No obstante, usted puede controlar la rapidez con que esto ocurra. Siga estas simples pautas de mantenimiento y notará la diferencia.

Preste atención a las tablas para cortar. La elección de la superficie adecuada en la que pica los alimentos puede mejorar drásticamente la capacidad de su cuchillo para cortar  adecuadamente. Cuanto más dura sea la superficie, más rápidamente se desafilará el cuchillo. Opte por tablas de madera o plástico y  evite a toda costa las de vidrio, mármol o cerámica, los fogones, las superficies de sus cacerolas, ollas o sartenes, piezas de porcelana etc. Todas ellas harán que incluso los cuchillos de la más alta calidad pierdan el filo rápidamente.

No utilice sus cuchillos de cocina para otro que no sea su propósito. Evite usar el filo  para arrastrar los alimentos sobre la tabla de cortar. Dele la vuelta al cuchillo y use el borde posterior en su lugar. Nunca los utilice para abrir embalajes, cortar cuerdas u otros usos no apropiados. Esta es una manera segura de dañarlos.

Almacénelos adecuadamente. Manténgalos en un bloque de madera o instale un soporte magnético en la pared de su cocina. Evite su almacenamiento en los cajones de la cocina, donde los cuchillos puedan chocar contra otros utensilios de cocina. Si tuviera que utilizar los cajones, proteja el borde de sus cuchillos con una funda de plástico para cuchillos.

Aprenda a utilizar la piedra para afilar y hágalo usted mismo en casa. Aunque existe una gran variedad de aparatos afiladores en el mercado, ésta es la mejor manera de afilar sus cuchillos, ya que la mayoría de ellos tienden a limar la hoja del cuchillo en exceso. Requerirá algo de práctica, pero una vez que domine la técnica, le permitirá mantener sus cuchillos en óptimas condiciones, ahorrando tiempo y dinero.

Mantenga siempre una chaira a mano para conservar el filo de sus cuchillos. Utilícela cuando éste comience a desgastarse. No espere a que el cuchillo se haya desafilado completamente, requerirá más tiempo y esfuerzo.

Fuente: http://bit.ly/1tJqIJn

Publicado en