Eco Tips: Cómo ahorrar agua en la cocina

Publicado por Do it Center en
Ahorrar agua en la cocina jugará un gran papel en reducir el consumo de agua de tu casa. Aquí tienes algunas ideas prácticas sobre cómo puedes introducir estas medidas de ahorro sin demasiado trabajo.

1. Evita dejar correr el agua.


Cuando laves vegetales y frutas, siempre equilibra el tiempo que usarás en lavarlos. Si tienes muchas papapas que cepillar, llena la mitad del fregadero en lugar de dejar el agua corriendo. Lavar una manzana bajo el grifo está bien pero si tienes que lavar muchas frutas lo mejor es llenar un poco el fregadero y lavarlas todas a la vez.

2.No uses el lavaplatos hasta que esté lleno.


Un lavaplatos medio lleno es un desperdicio de agua, ya que la misma cantidad de agua se gastará sin importar cuantos platos tengas o dejes de tener en él.

3.Enjuaga los platos en un fregadero medio lleno en lugar de hacerlo bajo el grifo con el agua corriendo.


Dejar el agua corriendo cuando enjuagas los platos significa una gran pérdida de agua. Es mucho mejor, poner el tapón y meter y sacar los plantos del fregadero medio lleno antes de hacer lo que sea que desees hacer con ellos. Naturalmente, si vas a hacer este esfuerzo, necesitas preguntarte porque los estás enjuagando. Ya sea llenar el fregadero y lavarlos apropiadamente, o conseguir un detergente para el lavavajillas capaz de lograr una buena limpieza de platos que no hayan sido enjuagados previamente.

4. Usa un filtro para el fregadero


Utiliza un filtro que recoja todas las sobras y otros residuos, así evitas que se vayan por el desague, lo que no solo es malo para las tuberías sino que terminará obstruyéndolas, y cuesta dinero desatascar.

5. No descongeles o derritas hielo bajo el grifo.


Una vez más, si estás descongelando el congelador, una nevera portátil para el auto, etc, llena el fregadero a la mitad y pon los artículos que quieras descongelar alli. O sé paciente y deja que se descongelen a temperatura ambiente. O ponlo afuera en el sol. Aún si está lloviendo, eso descongelará sin que desperdicies agua.

6. Cambia tus hábitos de cocinar.


En lugar de hervir, prefiere cocer al vapor. No solo usa menos agua, sino que también la comida retendrá muchos más nutrientes y eso puede ser bueno para ti; tu paladar sin duda estará de acuerdo.

7. Cierra los grifos bien.


No dejes que goteen. Y si no dejan de gotear, cambia la arandela o bien llama al plomero.

8. Barre el piso y trapea solo las manchas que estén a la vista y no limpies todo el piso diariamente.


Deja la limpieza total para pasar el trapeador una vez a la semana.

 

Publicado en