Guía: Como estimular la mente de tu perro

Publicado por Do it Center en

Estimular la mente de tu perro y retarlo a que intente nuevas cosas es una de las claves para que la mascota viva una vida plena. Encontrar maneras de trabajar con los instintos naturales de ellos es una de las mejores maneras. Caminarlos ofrece un rutina estructurada que le permite a usted crear un lazo con el animal, pero el tiempo de juego le ofrece oportunidades para darle retos, enriquecer sus vidad y establecer un lazo aún más profundo.


Muchos dueños piensan que 'jugar' significa dejar que el cachorrito corra libre, pero las sesiones de juego pueden ser además de divertidas, muy productivas si se les agrega algún componente que sea mental a la parte física. Un perro juega de dos maneras: -Como 'perro' per sé y -Como la raza a la que pertenece. Canalizar esa energía y entendiendo la diferencia es la clave para hacer de todo esto una experiencia positiva de aprendizaje.



1. Estimule su Nariz


Todos los perros pueden encontrar cosas utilizando su sentido más poderoso: Su Olfato. Desarrolle un juego en donde usted esconda sus juguetes o sus galletitas preferidas. Puede incluír obstáculos en los cuales usted fortará la superficie de lo que desee que el cachorro encuentre para que este vaya teniendo pistas de los olores. Es como jugar al 'escondite' sólo que en vez de utilizar la vista, ellos usan su nariz.



2. UTILICE SU IMAGINACIÓN


No necesita gastar una fortuna en juguetes. Recuerde cuando usted era niño y las calles de su barriada eran un universo lleno de posibilidades. Un palo se convertía en una espada y una escoba en un caballo para montar. Utilice los cojines de su sofá y las cajas vacías que guarda en el garaje , y ármele un camino de obstáculos. Recuerde que todos esos juguetes que usted compra en las tiendas también puede fabricarlos en casa de manera creativa. El perro no verá la diferencia.



3. JUEGUE COMO UN PERRO


Todos los perros aman correr y perseguir cosas. Un juego que pueden probar: Amarre una cuerda al final de un palo y en el otro extremo de la cuerda amarre un peluche. Muévalo frente a su mascota para llamar su atención. Para hacerlo más interesante, llene el peluche con una o dos de las galletas favoritas de su perro. En vez de moverlo rápidamente, que es la reacción humana natural al juego, muévalo lentamente, deteniéndose y comenzando repentinamente a moverlo de nuevo. Esto obliga al perro a concentrarse constantemente y prestar atención.


 

Publicado en