Protege los tejidos de tu ropa mientras lavas

Tener la ropa limpia y lista para usar no es una tarea fácil, por eso nos ayudamos de lavadorassecadorascentros de lavados y otras herramientas necesarias. 

En todo ese proceso las prendas pasan por varios cambios como: lavado, centrifugadosecado y planchado. Y para que nada pierda color o se encoja, cada material exige un modo diferente de cuidado, especialmente los tejidos delicados. 

Algodón, poliéster, lana, seda, todos necesitan cuidados de manera diferente, sino las fibras puedes deteriorarse, decolorarse o hasta encogerse. 

Por eso, aquí te presentamos consejos generales para el cuidado de tu ropa: 

  1. Primero leer la etiqueta

Sinceramente, nunca la lees y este paso ecrucial porque en la etiqueta de la ropa están las instrucciones de lavado. Si debes usar ciclo delicado en la ropa, si la puedes meter en la secadora y si puedes plancharla y a qué temperatura; incluso si alguna de tus prendas de color mancha y debes lavarla por separado. En definitiva, de aquí parte todo. 

Protege los tejidos de tu ropa mientras lavas

  1. Separar la ropa

Prendas blancas, negras, delicadas, ropa interior, de cama; ninguna de esta debe lavarse junta. También si hay ropa muy sucia debes lavarla por separado. Luego de esto, debes separar según las instrucciones de lavado en tus cestas para ropa. 

  1. Utiliza bolsas especiales

Las prendas delicadas y las que tienen objetos adicionales como los brasieres, deben no solo lavarse por separado, sino que se recomienda utilizar, además, una red o malla de lavado. También funciona para ropa con lentejuelas o accesorios. Esta bolsa protegerá las fibras finas y si se suelta algún broche, por ejemplo, este no dañará tu lavadora o secadora. 

  1. Lavar la ropa

Dependiendo de cada tipo de tela sigue estos consejos: 

Seda: Este tipo de ropa debe lavarse en ciclo suave de la lavadora y usar detergente suave. 

Color, estampado y jeans: Dale vuelta a las prendas para que no pierdan el color y te duren mucho más. Utiliza suavizante de ropa para que perduren aún más. 

Encaje: Se recomienda solo lavarla en lavadora, torcerla y tenderla al aire libre. Plancharla a temperatura baja. 

Lana: Puede ser lavadas en la lavadora, en el programa especial donde no utiliza el centrifugado. Con un producto especial para lanas y sin suavizante. 

Todas estas prendas deben lavarse en agua fría. El agua caliente se recomienda para las toallas y sábanas, aunque si también quieres usar agua caliente en tu otra ropa debes recordar la instrucción de etiqueta para la temperatura. Esto también aplica para la secadora. 

  1. Trucos ante imprevistos

Chicle en la ropa: Mete la prenda en una bolsa plástica y métela al congelador por mínimo una hora y luego retíralo. 

Ropa percudida o con mal olor: remoja en agua con tu jabón favorito y añade una cucharada de bicarbonato de sodio 

Se encogió la ropa: Remoja en agua tibia con acondicionador de ropa y tiende para que se seque al natural. 

Protege los tejidos de tu ropa mientras lavas

 

 


Publicado en

Compartir