Todo lo necesario para tener el pavo perfecto

Para Navidad y Año Nuevo es común ver a más gente en los supermercados comprando jamón de cerdo para su cena familiar, ya que este es más fácil de preparar, pues viene curado que quiere decir que está previamente salado para su conservación o como quien dice ya precocido en sal.

En cambio, el pavo, que es otro de los platos principales de las navidades, si resulta más difícil de preparar ya que lleva todo un proceso de descongelado, marinado, condimentado y horneado. Sin embargo, siempre tenemos herramientas en Do it center que nos harán la tarea más fácil, por eso te traemos los esenciales que debes tener para preparar un pavo perfectamente jugoso y delicioso.

 

Bolsas para Hornear

Son extremadamente útiles, su función principal es contener los jugos del marinado del pavo u otra carne que vayas a preparar mientras se hornea. Pero también sirve para marinar el pavo mientras está en su proceso de descongelación, ya que de igual forma se concentran los aromas y evitar que contamine otros alimentos si haces el proceso de descongelado dentro de la refrigeradora o evitar que se llene de agua si lo descongelas en agua fría.

Estas específicamente pueden contener un pavo o trozo de carne de hasta 24 libras, son prácticas y extra-resistentes, también ayudan a que luego de hornear no tengas que estar lavando bandejas ni hasta el mismo horno.

 

Cacerola Con Tapa Esmaltada

Si te gusta asar tu pavo de la forma tradicional, esta cacerola con tapa es la indicada, suficientemente grande para un pavo o jamón de hasta 18 libras que puedes cocinar destapado y si utilizas la tapa funcionará para un pavo de 15 libras. Hecho del mismo material esmaltado con que se hacen los hornos de cocina, lo que hace que se cocine todo uniformemente.

De esta manera obtendrás un favor jugoso y delicioso si lo pones sobre una cama de verduras como papas, zanahorias y cebollas. No olvides rellenar el pavo con cebolla, culantro, dientes de ajo, apio, pimentón para que se cocinen y desde adentro impregnen el pavo de aroma y sabor.

 

Jeringa para marinar pavo

La carne del pavo tiende a ser simple, por eso es tan importante un marinado previo de 24 horas con la salsa de tu elección. El condimentado final antes de meter al horno debe ser de mínimo dos horas, donde mezclarás 2 barras de mantequilla derretida, las especias de tu preferencia, incluido el romero que no puede faltar y un poco del jugo del marinado. Unta una parte de esta mezcla al pavo por todo su exterior y luego cuela la otra mitad de la preparación para con una jeringa de marinado inyectar las partes más gruesas del pavo como lo son los muslos y la pechuga.

Si te queda algo de esta mezcla puedes echarla en el centro del pavo donde lo rellenaste de guisos. Esta jeringa inyectora está hecha de plástico de alta calidad de grado alimenticio y contiene una aguja de acero inoxidable, que puede estar directamente en contacto con condimentos y alimentos.

 

Termómetro de cocina

Cuando no eres experto en el cocinado del pavo y que además de la preparación, el horneado de tu pavo dependerá también de la capacidad de tu horno convencional, lo ideal es utilizar un termómetro de cocina. Primero para medir la temperatura en que debes introducir el pavo al horno que debe ser precalentado a 325 grados Fahrenheit o la capacidad máxima del mismo.

Luego te debes guiar por las instrucciones del pavo si las traes o basarte en una regla según el peso de este y estará listo en unas horas:

Pavo relleno

de 8 a 12 libras                de 3 a 3 1/2 horas

de 12 a 14 libras              de 3 1/2 a 4 horas

de 14 a 18 libras              de 4 a 4 1/4 horas

de 18 a 20 libras              de 4 1/4 a 4 3/4 horas

de 20 a 24 libras              de 4 3/4 a 5 1/4 horas

Puedes hornearlo la mitad del tiempo tapado con papel aluminio a fuego medio y la otra mitad destapado para que se dore a fuego alto y podrás agregar más mantequilla derretida si deseas que quede con ese brillo espectacular.

Está listo verificando con tu termómetro de cocina cuando la temperatura en la parte más gruesa del interior del muslo alcance 180 º F y la del relleno marque 165 º F. Los jugos de la parte más gruesa del muslo deben salir claros (no rosados) cuando se perfore con un tenedor de trinchar.

 

 

Compartir