TRUCOS CASEROS PARA LIMPIAR LA PLATA

Publicado por Do it Center en
La plata se oscurece al estar en contacto con el azufre que está presente en el aire en forma de sulfuro de hidrógeno, de esta forma la plata pierde su brillo y se mancha. Con estos trucos caseros podrás devolverle su brillo y mantenerla siempre reluciente.

ALKA SELTZER


Pues no tiene más que colocar un sobre o dos pastillas del mismo en agua y luego dejar las joyas de plata durante unos minutos dentro. La efervescencia será ideal para quitarle cualquier imperfección. Posteriormente enjuagas tus objetos de plata y los secas para dejarlos listos.

SAL Y PAPEL ALUMINIO



Añade una cucharada de sal al agua caliente hasta que se disuelva por completo. Agarra una hoja de papel aluminio y arranca unas cuantas tiras, luego ponlas en el tazón. La combinación de sal y aluminio creará una reacción en el deslustre de la superficie de la plata, lo eliminará y por último tendrá una superficie brillante.

BICARBONATO



Una de las mejores maneras de limpiar la plata ennegrecida es con la ayuda de bicarbonato sódico, un potente limpiador natural. Debes poner una olla con agua a hervir y el bicarbonato en un recipiente; cuando el agua esté caliente, añádela al recipiente que contiene bicarbonato hasta que se haga una pasta.

Primero lava con agua y jabón los objetos de plata que desees limpiar y, cuando estén secos, con un cepillo de dientes y la pasta de bicarbonato elaborada, frótalos bien pero sin rallarlos. Cuando termines, enjuágalos y sécalos muy bien


PASTA DENTAL


Primero deberemos lavar el objeto en cuestión con agua y jabón, y a continuación frotaremos la plata con una gamuza o paño untado de pasta de dientes. Cuando veamos que vuelve a su color original, deberemos enjuagar el objeto con agua y secarlo con un trapo seco.


ABRILLANTADOR PARA PLATA


A veces podría no ser suficiente emplear un baño de sal y aluminio para quitar el deslustre de la plata. Los abrillantadores formulados especialmente para joyas de plata serán tu opción más segura para darles brillo, sobre todo si tienes una joya antigua o con grabados complejos.

Publicado en