Cómo tranformar un pequeño cuarto de baño en un spa

Publicado por Do it Center en

Ir a un spa es un lujo que muchas personas sólo pueden permitirse en raras ocasiones. Sin embargo, es bastante fácil convertir un pequeño cuarto de baño en tu propio spa privado. Algunas cosas para tener en cuenta al hacer esta transformación son el color, el estado de ánimo y la iluminación. Podrás transformar incluso el espacio más pequeño en un fin de semana con pocos suministros y los accesorios adecuados.


Necesitarás





  •  Pintura en color claro



  •  Toallas y paños gruesos



  •  Alfombra de felpa



  •  Bata de spa



  •  Vela perfumada



  •  Flores frescas o de tela



  •  Reproductor de CD o radio



  •  Jabones, lociones y mascarillas



 


Instrucciones






  1. Pinta las paredes de tu pequeño cuarto de baño de un color suave y claro. Los colores claros dan la ilusión de más espacio y luz. Un verde, azul o dorado claro puede proporcionar un fondo tranquilo para tu spa privado.




  2. Añade una pequeña alfombra de felpa y toallas mullidas para hacer que la habitación parezca más lujosa. Notarás la diferencia de inmediato una vez que salgas del baño o la ducha. Una bata de spa extra gruesa de algodón egipcio te envolverá en su calidez y suavidad.

  3. Mantén un reproductor de CD o la radio en el cuarto de baño en una área seca, en lo alto, lejos de las fuentes de agua. Reproduce sonidos de la naturaleza o música clásica suave a un volumen bajo para calmar los sentidos.

  4. Enciende una vela de aromaterapia de algún aroma relajante como la lavanda. El cálido resplandor de la llama te relajará también.

  5. Decora esquinas o rincones desnudos con plantas vivas o de tela. La naturaleza proporciona una presencia de limpieza y tranquilidad en cualquier habitación.

  6. Abastece tu pequeño cuarto de baño con toallas gruesas, y bonitos y perfumados jabones y lociones.


 


 





Publicado en